MARKET DOC

EL BLOG DEL DOCTOR MERCADO: Reflexiones atrevidas e iconoclastas sobre Marketing, Comunicación e Innovación empresarial. Un nuevo punto de vista transgresor y heterodoxo sobre cómo el consumo mueve el mundo.

11 mayo 2006

Auge y Caída de las Revistas de Televisión



Autor: Market Doc

El diario La Razón publica hoy una columna de opinión cuyo autor es Ángel Valle acerca de la debacle que las revistas de Televisión han sufrido en los últimos años. Una gran parte de los españoles que hoy tenemos más de treinta años, recordaremos haber visto semana tras semana la revista Teleprograma por el cuarto de estar en aquellos años setenta y ochenta, en los que sólo había dos canales, que llamábamos el “normal” y el “UHF”. Y es que aquella publicación era algo más que una revista: se trataba ni más ni menos que de toda una guía de acontecimientos, en los que perderse alguno de los importantes podría equivaler a hacerse merecedor al ostracismo social a la mañana siguiente en el trabajo o en el colegio. Siento incluso nostalgia cuando recuerdo cómo jugaba con mis hermanos a aprendernos la programación de la semana y a recitarla sin mirar el TP. Ganaba el que menos fallos cometiera acertando con títulos y horario. Y siempre ganaba mi hermano César.

Y ese, sin duda, era el éxito de la revista TP y de otras que surgieron posteriormente. No coincido con Ángel Valle en que la caída de circulación y ventas de estas revistas se deba al auge de internet ni a la contraprogramación de las cadenas. Esto quizá sea un factor añadido, nada favorable, desde luego, pero no el definitivo.

El motivo fundamental que inicia la crisis de estas publicaciones es el cambio en la función social de la televisión en España con la aparición de las canales privados y autonómicos. Hasta entonces, la televisión de dos canales era la televisión acontecimiento. Al no existir otra oferta y ser el medio de entretenimiento más influyente por su cobertura, las emisiones de RTVE se convertían en un evento sociocultural imprescindible que todos veían y comentaban. Las guías de televisión eran un auténtico oráculo social que había que consultar por obligación. La llegada del resto de canales transforma a la televisión, que se convierte en un potpurrí de opciones donde siempre hay algo que ver, y donde perderse algo ya no resulta tan importante, pues es muy seguro que más de la mitad de la gente, también se lo habrá perdido (hoy día, los programas líderes de audiencia difícilmente sobrepasan el 30% de share, o sea que sólo 3 de cada 10 que vieron la tele, estaban viendo ese programa líder).

Por esto mismo, la revista de televisión deja de ser el oráculo insustituible. Descanse en paz.

2 Comments:

At 1:06 p. m., Anonymous DOCTOR HOUSE said...

Discrepo del diagnóstico del Doctor Mercado y emito "la segunda opinión" que se exige en cuestiones de enfermedad grave como ésta: no es la función social de la televisión la que ha cambiado (sigue siendo una eficiente herramienta para el atontamiento generalizado, el adoctrinamiento de las masas y la propaganda política ya directa o mediatizada) sino la aversión general del español medio a la prensa escrita, sobre todo si hay que pagarla, aunque sea a euro la pieza como en el caso de TP. La desaparíción progresiva de kioskos (por poco rentables), la cada vez mayor pereza del personal para levantarse y acercarse a comprar el periódico -peor aún ahora que ya no puedes además comprar el tabacazo en el mismo acto- la existencia de múltiples alternativas de guía televisiva como el teletexto, la guía de la TDT, internet, etc., son realmente los causantes del tema en mi opinión, y uno más de los síntomas de otra enfermedad mucho peor que la de la muerte del TP: el analfabetismo. en todo caso, una lagrimilla de nostalgia se desprende de mis ojos recordando aquellas maravillosas pegatinas de la serie "V" que traía el Teleindiscreta allá por el 85....

 
At 12:31 p. m., Anonymous Anónimo said...

Personalmente, lo que siempre he deseado es una revista que me informe de qué hacen en cada canal de televisión y la hora que empiezan y terminan los programas. Últimamente, las revistas hablan más de cotilleo, prensa rosa, horóscopos y publicidad que de programas de televisión. Por otro lado, con el TDT que nos viene, lo que interesa saberés que hacen en cada cadena y a qué hora, y las revistas clásicas de TV no informan de ello. Tendrían que aprnder de las revistas de televisión de la ciudad de Nueva York que llegan a informar de 99 canales de televisión sin que la revista sea una "guia telefónica".
¿Cuando saldrá una revista parecida en España?

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters