MARKET DOC

EL BLOG DEL DOCTOR MERCADO: Reflexiones atrevidas e iconoclastas sobre Marketing, Comunicación e Innovación empresarial. Un nuevo punto de vista transgresor y heterodoxo sobre cómo el consumo mueve el mundo.

12 mayo 2006

¿Es el libro un producto obsoleto?



Autor: Market Doc

En mi artículo sobre las revistas de televisión (11 de Mayo de 2006), el doctor House incluía un acertado comentario sobre lo alarmante del mensaje que las estadísticas de lectura nos permiten inferir. Al parecer la gente de este país ya no lee, lee muy poco, o son muy pocos los que leen. Pero no van por aquí los tiros de este artículo (dejemos al doctor House este tema tan preocupante), sino más bien por la indagación acerca de si las novedades tecnológicas acabarán por cubrir por medio de nuevos inventos la necesidad que hoy cubre el libro impreso.

Desde finales del siglo pasado, se han ido sucediendo una serie de proyectos (no demasiado conocidos por el público en general) encaminados directamente al desarrollo de una serie de materiales capaces de sustituir el papel impreso por un nuevo soporte que incluye nuevas funcionalidades y ventajas. Concretamente, estoy hablando del papel y de la tinta digitales. Quien no me crea, no tiene más que visitar la página web de la empresa E INK (www.eink.com).

La aplicación práctica de estos avances se concreta en lo que puede ser una revolución sin precedentes: el libro digital (e-book; ver imagen del dispositivo desarrollado por Sony y ya lanzado comercialmente en Japón este abril). Se trata de auténticos ordenadores del tamaño de un libro de bolsillo, que incorporan pantallas con todo el aspecto de una hoja de papel, donde poder visualizar no sólo un libro, sino bibliotecas enteras. Las ventajas principales: las pantallas no son reflectantes (con lo que se elimina el cansancio visual que nos producen las pantallas de nuestras actuales computadoras, móviles o palms); un solo e-book puede almacenar en memoria bibliotecas enteras o conectarse a internet y descargar cualquier documento; además, el e-book incorporará herramientas de búsqueda (capaces de encontrar cualquier texto en fracciones de segundo) o sofisticados traductores.

Se acabó el almacenar en nuestras menguantes viviendas modernas estanterías enteras llenas de libros que se estropean. Se terminó el ir a la escuela o a la Universidad con una mochila que les destroza la espalda a nuestros hijos. Ni un minuto más perdido en buscar ese libro perdido o descatalogado que tanto necesitamos.

Se ha repetido hasta la saciedad que el libro es un producto perfecto (=que no puede ser mejorado sustancialmente) y se ha apoyado esta idea con el hecho de que no ha cambiado demasiado en seis siglos. Pues bien, permítaseme sostener en este foro que el fin de la era Guttemberg ha llegado y esto sí que va a conllevar un cambio sustancial en la forma de producción y distribución del libro. Sostengo abiertamente que muy pronto, el libro de papel será exclusivamente un objeto de colección tal como hoy lo es el disco de vinilo.

Sin embargo puede que haya bastante verdad en la idea de que el libro es un producto perfecto, porque no se me ocurre de qué manera el libro digital puede cambiar el amor que tenemos por la lectura ni nuestra manera de consumirla.

Aunque seamos unos pocos.

3 Comments:

At 12:10 p. m., Anonymous DUKITO said...

Creo que la manera más interesante de la evolución de los hábitos de consumo y como afectan al mundo audiovisual es fijarnos en nosotros mismos, es verdad que ya no vemos televisión de igual forma que lo hacíamos cuando solo había dos canales, es verdad que el cine ha cambiado aunque no tanto, es evidente que la forma en la que escuchamos música es muy diferente al vinilo ya que ahora se escucha con una ipod y la música se baja del itunes, pero una cosa que no ha cambiado es el libro. Los que leemos seguimos leyendo libros aunque eso sí cada vez leemos menos información en el periódico y más en la web o a través de un pod cast pero cuando llegamos al libro, seguimos en ese mazacote de páginas que muchas veces pesa más que mi portátil. Cambiará eso? Por ahora yo creo que no aunque si a veces leemos menos es porque en cierto modo lo que hacemos al ver documentales es “ver” libros, cada vez más queremos información cada vez más visual y si hay un libro y un documental sobre el libro ¿Por qué no ver el documental?

 
At 7:23 p. m., Anonymous DOCTOR HOUSE said...

Ahhhh amigos, y ¿qué me dicen del placer de quedarse dulcemente dormido mientras el audiolibro desliza por nuestros tímpanos las engoladas voces de los actores-lectores que nos hacen el favor de ahorrarnos la tan ardua lectura del negro sobre blanco?

Confieso que tan solo en el caso de estar conduciendo he logrado terminar un sólo capítulo de ningún audiolibro: el sopor puede más. Y eso que en ocasiones era el propio autor quien leía su obra -cosa que se ha hecho toda la vida, pero accesible solo a cenáculos literarios, hoy accesible a cualquiera que tenga el itunes-,mientras que hay noches de insomnio en que aprieto algun libro con tanta emoción entre las manos que los nudillos se me ponen blancos.

He de reconocer que soy bibliofilo empedernido, de los que piensa que a algunos libros les faltan páginas, que abro a veces volúmenes para oler el papel y en cuya casa varias baldas tienen dos capas de libros en fondo -gracias IKEA-, pero una cosa es clara. el invento tiene los lustros contados, aunque cualquiera lo diría al pasar por la sección de novedades de cualquier librería.

La pregunta no es si el libro es o no obsoleto: como medio de comunicación es dificilmente superable, ya lo dijo mi mercantil colega. La pregunta es si lo obsoleto es lo humano, o al menos los humanos que circulan hoy por el planeta, o si no me creen, preguntemos por la calle:
- ¿Por qué no lee usted, señora?
- Es que llego muy cansada a casa por la noche y lo último que me apetece es coger un tomazo entre las manos...además tengo la vista cansada con tanto ordenador en el trabajo.
- ¿Y a su hijo, por qué no le gusta leer?
- Es que llega muy cansado del cole y bla bla bla.
-Bueno, pero que me dice de su marido?
- Mi marido es un Neanderthal que no puede concentrarse ni para leer el título.

etc etc

COMPROBADO: El fallo en el diseño está en el humano, no en el libro. ¿Cómo hacer, pues, que estos humanos estén mejor diseñados, cómo hacer para que sean más parecidos a los libros?

¿Qué tal fusionándolos?

El futuro del libro -más allá de los aparatejos nipones ya comentados- está en formar parte del lector, viajando siempre con él, sea en ipod o en chip implantado bajo la axila, de este modo el humano estará constantemente enriquecido y entretenido sin necesidad de almacenar ningún dato en su valioso cerebro, a modo de terminal conectado a la red, algo solo posible a través de la nanotecnología y de la evolución hacia una mayor integración del cuerpo con el silicio (Ojo, no con la silicona, aunque admito que es un tema altamente interesante).

Estoy seguro de que todos ustedes se unirán a mí cuando exclamo: ¡¡¡LARGA VIDA A LA NUEVA CARNE!!!!

(Sobre la nueva carne -estremecedor y valiosísimo concepto acuñado por el cineasta David Cronenberg- hablaremos otro día)

 
At 8:48 p. m., Anonymous Anónimo said...

Estoy deseando que llegue ese lector de ebooks. Lo que me causa desconfianza es el formato que utilicen. ¿PDF,DOC, TXT?. Casa tenemos cerca de 2000 libros; es una casa moderna, es decir, diseño Pin y Pon, luego el espacio es un problema. En nuestros ordenadores tenemos cerca 20 Gb entre libros y manuales. Tratar de sacarlos por impresora es un disparate. Ergo, estoy acostumbrada a leer en el ordenador. Sus fallos son básicamente la "portabilidad" y la pantalla reflectante. Y entre sus ventajas destaca que desarrollas velocidad lectora.
En Estados Unidos se lleva tiempo comercializando unos audio-books de "uso y papelera", de formato de audio desconocido, incompatibles con cualquier PC,..
Si el modelo por el cual se van a decantar es el lector de e-books con "formato propio y exclusivo", no compatible con PC, no compatible con ningún procesador de textos,... Será un fracaso. Si el iPod ha tenido tanto éxito es porque es versátil, adaptable al Pc, .. y se puede utilizar para algo más que música.
El ahorro en papel, tintas y demás será considerable. Por lo tanto, será una solución también ecológica hasta cierto punto. El punto lo estableceran las baterias y los materiales que empleen. Dell ya piensa en sacar Pcs ecológicos, no sólo por cuestiones de consumo, sino también debido a los materiales (cromo,..). Veremos, muy interesante la noticia, pone los dientes largos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters